jueves, 22 de enero de 2015

Reportaje. Nuestra Señora del Rosario tras la Navidad.

Como ya les anunciábamos hace unos días, la imagen de Nuestra Señora del Rosario, talla anónima del siglo XVIII atribuida al genial Cristóbal Ramos, volvió a su altar tras haber formado parte del misterio del Nacimiento del Niño Dios en el portal instalado en el altar mayor de la Parroquia. 

La Virgen se nos presenta ataviada con aires clásicos, a la antigua usanza, con el manto caído por los hombros y no cubriendo su cabeza como es habitual en esta imagen. Esto se debe a la ingenuidad de los diseñadores Anguas Ruiz, que han vestido a Nuestra Señora en esta ocasión. 

Nuestra Señora del Rosario luce manto en terciopelo verde liso, en esta ocasión caído y no recogido a la cintura; saya blanca bordada en sedas de colores de antigua factura, encaje y toca cubriendo sus sienes, corona de plata y su tradicional ráfaga, cetro y media luna. La imagen del Divino Infante viste traje a juego con el de su Madre y su peculiar ráfaga en la cabeza en sustitución de corona que no posee. 

Felicitamos a Pedro y Antonio por la labor realizada sobre la imagen y por haber hecho disfrutar a la Pilas cofrade con esta preciosa estampa de la Santísima Virgen que, tan acertadamente, luce en su altar de la capilla sacramental de nuestra Parroquia. 






Texto y Fotografías: Víctor M. Mudarra Fuentes.

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade