domingo, 29 de diciembre de 2013

LOS DOCE VARALES DE 2013 (II).

Les ofrecemos la segunda entrega de nuestro particular resumen del año cofrade en Pilas y lo hacemos a través de la sección "Los doce varales de 2013".

Una Semana Santa para el olvido.

Un año más, volvimos a vivir una Semana Santa incompleta debido a la presencia de la lluvia. Los malos pronósticos y el mal tiempo evidente, hicieron tomar la peor de las decisiones en el seno de las dos corporaciones benjaminas que conforman la nómina de nuestra Semana Mayor. Así, la Borriquita suspendió por vez primera su procesión el Domingo de Ramos, a la que le siguió el Martes Santo la Cofradía del Cautivo y Nuestra Señora de los Dolores que, lucía corona bajo palio y no su tradicional diadema. La corporación, después de apurar todas las posibilidades, tuvo que vivir lo que es quedarse en casa, siendo la vez primera desde el comienzo de sus procesiones en 1994. 

El público aguarda la salida de la Borriquita bajo la lluvia.
La candelería del palio de la Virgen de los Dolores
es apagada tras suspenderse la Estación de Penitencia.
Madre de Dios de Belén ante la Iglesia
Parroquial el Jueves Santo de 2013.
La única luz de la semana nos llegó desde la Plaza de Belén cuando, después de dos años sin hacer Estación de Penitencia, la Hermandad de Belén pudo procesionar por las calles de Pilas, no sin cierto temor. Era la primera salida del Cristo de la Vera Cruz tras su restauración en un Jueves Santo y la de nuestra Patrona bajo su nuevo palio que, poco a poco, se está confeccionando en su honor. 

La Virgen de la Soledad en su paso de palio aguardando
su salida procesional.
Como si de una pesadilla se tratase y por tercer año consecutivo, los hermanos de la Soledad tuvieron que quedarse en casa y no poder acompañar al Santísimo Cristo del Descendimiento en su primera salida tras la restauración a la que fue sometido meses antes. Tres años sin la Soledad derramando su fragancia por las calles de nuestro pueblo es mucho tiempo...

Únicos minutos de la imagen del Niño Dios
en las calles de Pilas.
Parecía que no ocurría nunca pero, este año, por vez primera tras casi cuatro décadas, no se celebraron nuestras afamadas Carreritas el Domingo de Resurrección debido a las inclemencias meteorológicas. El Niño Dios, en un amago de visitar a su Madre en la Ermita tras ser suspendidas las Carreritas, tuvo que regresar al templo parroquial debido al mal tiempo que, por desgracia, tampoco nos dejó disfrutar de la procesión vespertina de la Señora de Belén, celebrándose las pujas en el interior de la Ermita. 

2014 será diferente... tiene que ser diferente, confiemos en volver a disfrutar de una Semana Santa plena.

El Corpus de la Fe

El Año de la Fe fue motivo para impulsar la festividad del Corpus Christi en nuestro pueblo y recuperar el esplendor de otros tiempos. 



Histórica imagen de la Inmaculada saliendo desde la Ermita
de Belén, la víspera del Corpus.
Por un lado, este año pudimos disfrutar de las vísperas con el montaje de nuevos altares, entre ellos el primer altar instalado por Pilas Cofrade y los instalados por instituciones y particulares, siendo hasta el momento, el año que de mayor número de altares hemos podido disfrutar en la calle. El traslado de la Inmaculada sobre el paso de la Santa Cruz (Hdad. de Belén) desde la Ermita hasta la Parroquia en el anochecer, fue un acierto. 

El altar de Pilas Cofrade fue uno de los nuevos
instalados en el presente año para el Corpus.
Dulce Nombre de Jesús en la procesión del Corpus.
Por otro lado, la procesión del Corpus que atrasó su salida en una hora, contó con la presencia de dos pasos, el ya citado de la Inmaculada y el del Dulce Nombre de Jesús, portado por vez primera por jóvenes costaleros. Se recupera así de alguna manera, la costumbre de antaño donde, distintas imágenes de la Parroquia, acompañaban al Santísimo en su procesión por las calles de Pilas. 

Saya de estreno para una Feria en crisis.

El sexto varal lo dedicamos a una hermosa estampa que nos regalaba este año la Virgen del Rocío para su procesión anual con motivo de la Feria de nuestra localidad celebrada en su honor. La Virgen estrenó nueva saya bordada, merecida  y necesaria en su ajuar. 

Feria de Pilas, no sólo en crisis económica, con la reducción de casetas y la disminución en el número de personas que asisten. También, Feria de Pilas con una crisis del sentido cristiano, una pérdida de la identidad y la razón del existir de la fiesta. 

No quedará de nuestra parte el reivindicar que la feria no sólo recupere el esplendor de tiempos mejores, sino que se le dé la importancia y el lugar que merece la Santísima Virgen del Rocío dentro de la misma y las nuevas generaciones tengan siempre presente el origen cristiano de la misma. 

Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes. 
Fotografías. Rosario Moreno, Manuel Rodríguez, Mari Paz Sánchez, Joaquín y Víctor Mudarra. 

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade