martes, 5 de abril de 2016

Reportaje. ESPECIAL SEMANA SANTA 2016: Martes Santo (II).

El cielo gris del día no reflejó más que la tristeza marcada por el atentado de Bruselas que nos conmocionó e impactó cuando, a primeras horas de la mañana, conocíamos la triste noticia en un Martes Santo marcado también por la inestabilidad meteorológica.


A lo largo de la tarde la lluvia se hizo presente en nuestra localidad. Ya en la capital frustró las procesiones de casi la totalidad de las Cofradías que debieron de hacer Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral. Lo cierto fue que a las 20 horas de la todavía noche, hora prevista para la salida, los pronósticos anunciaban una mejoría en el tiempo por lo que la corporación de Jesús Cautivo decidió retrasar la salida media hora para una mayor tranquilidad del discurrir de la procesión.


De esta forma y cuando el reloj marcó las 20.29 horas, las puertas de la Parroquia de Santa María la Mayor de Pilas se abrieron de par en par ante la expectación del público que se daba cita en los aledaños y que recibieron con una gran ovación la feliz noticia. 



Momentos antes, tuvo lugar en el interior del templo el homenaje de unos costaleros a su capataz por los diez años al frente de la cuadrilla. También se despidió de las trabajaderas el conocido en el mundo costaleril pileño como "el abuelo". 

La marcha "Madre Hiniesta" puso los sones musicales acostumbrados al momento en que el paso de Nuestro Padre Jesús Cautivo se colocaba frente a frente ante el de su Madre, Nuestra Señora de los Dolores. Una parada de respeto antes de iniciar su caminar por las calles de Pilas. 


A las 20.41 horas, el Cautivo salió a las calles de Pilas a los sones de la marcha real interpretada por la nueva formación musical que la acompañaría, hablamos de la Agrupación Musical de "Nuestra Señora de la Encarnación" de la localidad sevillana de Osuna. La simbiosis entre banda y cuadrilla hicieron las delicias del público que supo reconocer el trabajo realizado por ambas formaciones. 


Al igual que notamos el Domingo de Ramos con la Borriquita ocurre el Martes Santo en cuanto a la participación y es que no fue demasiado numeroso el número de nazarenos que vistieron la túnica de esta corporación, dato que aún no hemos contrastado y que dejaremos para publicaciones venideras. 


El paso de palio de Nuestra Señora de los Dolores hizo su salida a las nueve en punto de la noche. La municipal de Coria del Río interpretó los clásicos sones de la marcha "Nuestro Padre Jesús" del maestreo Cebrián mientras un murmullo se hacía extensivo ante la caída de leves gotas que hacían presagiar el peor de los desenlaces ya vividos en otras ocasiones. A pesar de la incertidumbre que se generó en ese momento, la corporación decidió seguir adelante lo que supuso una determinación acertada. 







En el paso de palio pudimos contemplar después de seis años los candelabros de cola que realizase el taller de carpintería metálica Cuaresma para esta corporación. También fue novedad en los cirios de la candelería la incorporación del escudo de esta Agrupación en tonalidad dorada. 







Iluminado este año por cirios color tiniebla, el Señor Cautivo recorrió con maestría las calles de nuestro pueblo despertando el fervor en un público que, según la tónica general de toda nuestra Semana Santa, estuvo compuesto en su gran mayoría por gente joven. 





Como ocurriese el Domingo de Ramos con la imagen del Cristo del Amor, los pasos de Nuestro Padre Jesús Cautivo y de Nuestra Señora de los Dolores hicieron parada ante el Simpecado de Nuestra Señora del Rocío que preside la capilla efímera instalada en casa de los Hermanos Mayores de la próxima Romería situada en la calle Del Pilar. Momentos emotivos que se repitieron también ante las puertas de la Ermita de Belén donde una representación de la Hermandad fraterna de nuestra Patrona recibió con varas y estandarte el paso de esta joven corporación del Martes Santo. 






La Hermandad de la Soledad volvió a ceder los antiguos ciriales que precedieron al paso del Santísimo Cristo del Descendimiento y que fueron portados por los acólitos de esta Agrupación.



















El frío de la noche y la media hora de más que la corporación llevaba de retraso debido a la decisión tomada a la salida, fue el condicionante para que los responsables de esta corporación decidieran acortar el recorrido para ganar los minutos perdidos y poder entrar a la hora acostumbrada. De esta forma, la Cofradía tomó por la calle Pineda para alcanzar la Plaza Mayor y continuar por Amelia de Vilallonga hasta la Parroquia, no transitando por la Avenida de Andalucía (del cisco) ni por la calle Luis de Medina, antigua Sevilla. 

La última vez que el paso de palio de Nuestra Señora de los Dolores transitó por el lateral de la Plaza Mayor fue el Martes Santo de 2007 cuando, a causa de la lluvia, la corporación se vio obligada a recortar su itinerario para alcanzar con premura la Parroquia. Por el contrario, la imagen de Jesús Cautivo transita por dicho lugar cada Cuaresma con motivo de la celebración del anual Vía Crucis que preside por las calles céntricas de Pilas. 





Minutos antes de lo previsto y pasadas las 00:20 horas del a madrugada, la humilde Cruz de Guía de esta Cofradía hacía su entrada en el templo mientras que el paso de Nuestro Padre Jesús Cautivo hizo lo propio a las 00:47 horas tras una larguísima chicotá dedicada a la memoria de nuestra recordada sacristana Ana María Valladares. El público reconoció con sus aplausos el buen hacer de la cuadrilla de costaleros, así como el de la Agrupación de la Encarnación de Osuna.


Casi dos décadas serán las que cumplirá la banda de Coria tras el palio de Nuestra Señora de los Dolores, formación que interpretó un variado repertorio a lo largo del recorrido procesional de la Santísima Virgen, cuyo paso de palio hizo su entrada en el templo parroquial a la 1:07 horas, sólo siete minutos de retraso con respecto al horario oficial aportado por la Cofradía. 

Con los aplausos en el interior de la Parroquia reconociendo el trabajo de la cuadrilla de costaleros de los Dolores, se puso el punto final a un incierto Martes Santo donde el Cautivo blanco volvió a poner luz en la oscuridad y nosotros depositamos en sus manos y en las de su amantísima Madre múltiples de oraciones y peticiones para que cese de una vez por todas tanta intolerancia, tanta violencia y tanta maldad. 

Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes.
Fotografías. Javier García y Eustaquio Cruz.

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade