viernes, 18 de septiembre de 2015

Reportaje. Función de los Dolores Gloriosos de la Santísima Virgen en la Hermandad de la Soledad.

Como cada 15 de septiembre, la Hermandad de la Soledad volvió a conmemorar los Dolores Gloriosos de la Santísima Virgen y lo hizo celebrando Santa Misa en honor a María Santísima en su Soledad en la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor. 

La imagen de Nuestra Señora presidió esta Función desde su propia capilla dentro del templo parroquial y no en el altar mayor, algo que sólo queda reservado para la celebración del Septenario Doloroso durante cada Cuaresma. Para la ocasión, fue ataviada por su fiel vestidor D. Diego Colchero Barba mostrándose de manera espléndida a los fieles. 

Como suele ser habitual en nuestros reportajes, pasamos a detallarles la vestimenta que lució la imagen, pues consideramos que es una manera de difundir el patrimonio de nuestras Hermandades y el ajuar que posee cada uno de sus titulares, con datos que ayuden al espectador a tener un conocimiento de todo aquello que observa a través de las fotografías o in situ. 

Por segundo año, la imagen de la Santísima Virgen de la Soledad volvió a lucir para esta festividad la saya más antigua de cuantas posee, nos referimos a la de terciopelo morado cuyos bordados en oro datan del siglo XIX, siendo pasada y enriquecida en el año 2000. Por otro lado, luce también el manto morado que se realizó en el año 2000 sobre terciopelo morado con bordados en oro, teniendo la particularidad de representar en unas cartelas pintadas por el artista local Javier Anguas los misterios gloriosos del Santo Rosario. Parte del bordado de este manto pertenecen a un manto anterior de la imagen y que pudimos contemplar en cultos y en el camarín hasta el año 2000, estando originariamente sobre soporte de terciopelo negro. 

El tocado de la Virgen está compuesto a base de una preciosa mantilla de chantilly de tonalidad beig-dorada, mientras que sobre sus sienes lleva en esta ocasión la corona de plata sobredorada del siglo XVIII. En su mano derecha, porta un pañuelo realizado en seda con encajes de Bruselas del siglo XIX que donase un grupo de hermanos devotos durante la pasada Cuaresma, en la mano izquierda rosario de buena factura mientras que en el pecho luce la Cruz con las escaleras y un broche de oro con su nombre. 

Para la ocasión, el altar fue exornado por el tradicional centro de claveles blancos y nardos que volvieron a perfumar toda la capilla. No obstante, integrantes del Grupo Joven de la Hermandad hicieron una ofrenda floral a la imagen de la Virgen, cuyo centro floral fue colocado a los pies del altar. 

En las fotografías que mostramos a continuación podrán contemplar detalladamente los detalles anteriormente mencionados, así como la hermosura y belleza de las que presume la imagen de María Santísima en su Soledad: 



























Texto y Fotografías: Víctor M. Mudarra Fuentes.

0 comentarios :







Buscar este blog

Cargando...
 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade