lunes, 14 de julio de 2014

Reportaje. Procesión de Nuestra Señora del Rocío por Pilas en Feria y Fiestas en su honor. (I)

Sin sucesión de continuidad y tres días después de la procesión del Corpus, los pileños iniciaron la celebración  de la Feria y Fiestas en honor a Nuestra Señora del Rocío. Se alcanzaba así la 73 edición de la Feria dedicada a la Santísima Virgen durante el mes de junio pues, anteriormente, fue en honor a la Santa Cruz en el mes de mayo y en sus orígenes allá por el siglo XIX en el mes de agosto. 

Como muchos sabrán, en 1941 llega a Pilas la imagen de Nuestra Señora del Rocío realizada por el escultor Antonio Castillo Lastrucci y que reproduce a la Patrona de Almonte. Debido a la devoción que desde siglos profesa la Villa de Pilas a la Reina de las Marismas y a los pileños mayores que no podían peregrinar en aquellos años a la aldea almonteña, la Hermandad vio conveniente encargar esta imagen a la que se le rendiría culto junto al Simpecado en la Parroquia de Pilas, sede canónica de la corporación. 


Con motivo de la llegada, la Hermandad y todo el pueblo celebraron unos cultos extraordinarios amenizados por una velada alrededor de la Parroquia, culminando con la procesión de la imagen. Ésto se repetiría en años sucesivos, siendo el origen de la actual Feria tal y como la conocemos pues, en esos años, estaba en desuso la anterior celebrada en honor a la Santa Cruz. 


Hace unos años elaboramos un artículo referente al desarrollo de esta procesión a lo largo de los años hasta nuestros días, procesión que no pasa por sus mejores momentos al igual que la propia Feria, envuelta en las consecuencias de una crisis económica que hace que muchos pileños tengan otras preferencias y no sean el disfrutar de la Feria la primera de ellas como en décadas pasadas. 


A pesar de la reducción del recinto o del bajísimo número de casetas que conformarn el Real respecto a como lo hemos conocido siempre, muchas persnoas pudieron disfrutar de cinco días entre amigos, en familia y homenajeando un año más a la Virgen a su paso por cada una de las casetas. 

Antes de entrar de lleno en lo que es la procesión, como ya hicimos el pasado año, les mostramos imágenes de Nuestra Señora entronizada en su paso en el interior de su capilla en la Parroquia de Santa María la Mayor y ante su altar. 

La Virgen volvió a lucir el traje estrenado en 2013 gracias a la donación del hermano Antonio Romero López y elaborado por Javier Anguas a trevés de un capote de torero sobre soporte celeste con flores de azahar bordadas en seda y palmas bordadas en oro, rematado todo ello por encajes de oro. 


La corona se estrenó en 1990, realizada por el taller de Manuel de los Ríos, siendo la ráfaga y la media luna del taller de Esquembre de Sevilla en 1941. El manto es de brocado blanco con una paloma bordada en el centro, mientras que la toca es de aplicación y el rostrillo bordado en oro y perlas. 

Luce la Virgen diversas joyas, todas ellas gracias a la donación de hermanos y devotos a lo largo de los años, así como la medalla de oro de la Villa de Pilas, impuesta al Simpecado de la Hermandad en el año 2000 por el Señor Alcalde con motivo del 350 aniversario de la pintura más antigua que se conoce de la Santísima Virgen del Rocío. 


Las flores que remata el exorno de la Señora son las utilizadas para la procesión del pasado año, blancas y malvas a juego con el traje de la Virgen y del Divino Pastorcito, que también luce corona, bola del mundo y zapatitos de oro. 


Durante los días previos a la salida, fue así como pudimos contemplar a la Santísima Virgen bajo el palio realizado en 1990 por el taller de Manuel de los Ríos y sobre la peana costeada por todas las casetas realizada en 1991 por el mencionado taller. 


Texto y Fotografías: Víctor M. Mudarra Fuentes.

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade