viernes, 28 de febrero de 2014

Reportaje. Besamano de Madre de Dios de Belén Coronada, Patrona de Pilas.

El pasado sábado 15 de febrero, pudimos presenciar ante la expectación de muchos pileños la bajada de nuestra Patrona, la Santísima Virgen de Belén, desde su altar hasta el presbiterio de la Ermita, donde permanece la imagen durante toda una semana para su tradicional  besamano. 

Si radiante se nos presentó la Señora para su Novena, no lo fue menos para el Besamano. De blanco, vistiendo saya bordada en oro sobre tisú, confeccionada en 2001 por las camareras de la Hermandad bajo diseño de Grande de León, el cuál confeccionó en 2006 el manto de brocado que lucía la Señora.  Llevaba la Virgen su tradicional toca de sobremanto que luce cada Domingo de Resurrección, recientemente restaurada por el taller de Bordados Rodríguez en Pilas, gracias a la generosidad de D. José López, al cuál, se le hizo entrega de un cuadro en agradecimiento por dicho gesto tras la celebración de la Misa. 

El fajín de Capitán General o la corona de oro realizada por el taller de orfebrería de Antonio Santos para su Coronación Canónica, completaron el atuendo de nuestra Patrona, luciendo el Divino Infante traje y corona a juego con el de la Madre.  

Como curiosidad, la Virgen luce una parte de sus joyas más preciadas, incluida la corona de Coronación, sólo el primer día del Besamano. Durante la semana, las imágenes de la Virgen y el Niño son desprovistas de la mayor parte de las joyas y lucen coronas distinta por motivos de seguridad. (En las fotografías que ilustran este reportaje podrán observar a la Virgen de las formas anteriormente citadas).

El montaje del Besamano conservó prácticamente en toda su totalidad la fisonomía que pudimos contemplar durante la Novena, utilizándose para ello dos varales y bambalina frontal del palio de la Señora, grupos de candeleros o los ángeles de la Virgen. En el camarín, una antigua jamuga sobre peana daba sustento a la imagen de un ángel que sostuvo la vara de Alcaldesa Perpetua del pueblo de Pilas, así como su cetro de Reina. Centros de claveles blancos completaron el conjunto. 

Al amanecer del domingo 16 de febrero, día principal del Besamano, tuvo lugar la celebración del Rosario de la Aurora por las calles de Pilas presidido por el Simpecado de la Hermandad. Ya por la tarde, tuvo lugar la Hora Santa y sin sucesión de continuidad, la Consagración a la Santísima Virgen de los niños y niñas de nuestra localidad nacidos el pasado año 2013. 

La jornada del domingo se presentó radiante, el sol lució en todo su esplendor dando tregua a unas jornadas de lluvias que acompañó durante la Novena. Según información contrastada, hemos asistido a uno de los Besamanos más multitudinario de los últimos años. Tanto en la Plaza de Belén como en la propia Ermita se congregaron cientos de pileños, así como cofrades venidos de otros lugares para no perder la oportunidad de contemplar de cerca la hermosura y empaque de la Patrona de todos los pileños.

Durante la semana, la Virgen siguió recibiendo la visita como de costumbre de tantos pileños y pileñas que al pasar por su casa entran a verla y es que es la Casa de la Madre y Ella siempre está ahí cuando la necesitamos.















































Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes. 
Fotografías. Juan Valladares y Francisco Javier Mateos. 

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade