miércoles, 19 de junio de 2013

Reportaje. ESPECIAL CORPUS 2013: La Víspera.


Debido a las novedades incluidas este año en la procesión del Corpus, éstas dieron lugar a unos actos previos celebrados en la tarde-noche del sábado 1 de junio y que nosotros les anunciamos oportunamente en nuestro portal cofrade.



Sin duda, la tarde previa a la procesión se vistió de fiesta y lo pudimos percibir en el ambiente, en las calles aledañas a la Parroquia y en el rostro de los feligreses que participaron de éstos actos.





La incorporación en el cortejo de la procesión eucarística del paso de la Inmaculada de la Iglesia Parroquial, motivó el llevar a cabo la idea de un traslado de la imagen desde la Ermita de Belén hasta la Parroquia, no porque fuese necesario pues la Virgen recibe culto en Santa María la Mayor, sino que ello llamaría a la participación tanto de jóvenes como de adultos en los previos al día grande y fomentar de alguna manera las vísperas.






La Virgen salió de la Ermita tras la celebración de la Misa Parroquial, concretamente en torno a las 21.30 h. El cortejo estuvo encabezado por Cruz Parroquial y ciriales, seguida por miembros del Grupo Joven de la Hermandad de Belén, organizador junto a la Parroquia de este traslado, con varas y estandarte y representación de la propia Junta de Gobierno de la Hermandad de Belén con el Hermano Mayor en la presidencia del paso junto a nuestro Cura Párroco.





Muchos fueron los fieles que asistieron a este íntimo traslado, amenizado con cánticos a María Inmaculada en  su discurrir por la Plaza de Belén y las calles Antonio Becerril y Obispo Jesús Domínguez hasta desembocar en la Iglesia Parroquial pasadas las diez de la noche.










Mientras tanto, en la calle Antonio Becerril la Hermandad de la Soledad se afanaba por finalizar el altar a la Beata Rafaela Ybarra y en la calle Obispo Jesús Domínguez algo parecido ocurría con el altar instalado por la Residencia de Ancianos y por el de la dolorosa de la Ermita a cargo de dos vecinas.


Por nuestra parte y cerquita de la Parroquia, Pilas Cofrade mantuvo abiertas las puertas de la antigua casa de la familia De la Rosa para que todas las personas que transitaron ante la misma pudieran contemplar el altar que instalamos por vez primera y que fue presidido por San José. La idea fue agradecida puesto que muchas personas pudieron contemplar detalladamente y sin prisas todos los detalles que componían en la altar, pues durante la procesión es difícil y tras la misma se comienza el desmontaje de cada uno de los altares.


La caída de la tarde y la llegada de la noche propiciaron bellas estampas del altar con unas luces distintas a la de la mañana del domingo. Sin más luz que la de las velas de los ocho candeleros que iluminaban el conjunto, nuestro altar se llevó la admiración y las buenas críticas de todos los pileños que por allí se acercaron a contemplarlo, esperando que nuestra iniciativa sirva para animar a otras instituciones y particulares a poder finalizar sus altares en la tarde del sábado y así ser contemplados por aquellos que lo deseen  siendo una bonita manera de vivir las vísperas. Evidentemente, no queremos ser unos osados y exponer lo que muchos podrán ver como una utopía, pero tal vez si se expusiese la idea de formar un equipo de trabajo respaldado y en colaboración con  la Parroquia y el Ayuntamiento, se podría conseguir el fomento de la fiesta del Corpus y así llevar a cabo iniciativas como éstas.

A veces, las fotografías han dado lugar al misterio y si no, observen la que ilustra este párrafo donde apreciamos una imagen del altar de San José durante la noche del sábado, iluminado únicamente por la luz de las velas. Al aclararla para ofrecérsela lo mejor posible, llamó nuestra atención en la parte inferior izquierda y delante del altar una especie de nebulosa. Muchos podrían pensar que se trata del movimiento de una persona pasando ante la cámara, pero un servidor, que fue el que realizó la fotografía, les puede corroborar que se aprovechó un momento donde no había nadie ante el altar para tomar la instantánea; ¿Juego de luces tal vez?, en cinco años tratando con fotografías cofrades nunca nos había ocurrido algo parecido, sí cosas apreciables que no daban lugar a la duda pero algo así no. En fin, podemos decir que el altar de San José este año ha dado paso a muchas cosas, incluso al misterio...

Hacia la Ermita de Belén se dirigió a partir de las doce de la noche una comitiva compuesta por vecinos del entorno de Pinichi para acompañar a la imagen de la Virgen de los Remedios, que como ya dijimos en galerías anteriores, se trata de una devoción particular del domicilio de la familia Anguas Rodríguez.

La imagen fue entronizada en unas andas en las que fue trasladada hacia la Ermita de Belén acompañada por multitud de vecinos entre cánticos marianos. A su llegada, ocupó el lugar donde se había levantado el altar que presidiría durante la procesión matutina, por lo que fue velada durante toda la noche  ante la puerta de San Antonio, mientras que la Hermandad de Belén también dejó expuesto su particular altar ante la puerta principal de la casa de nuestra Patrona, algo novedoso este año.

Nos quedamos, eso sí, sin el tradicional traslado del Simpecado del Rocío desde la Casa Hermandad hacia la Parroquia debido a la ausencia de Hermano Mayor de Romería para el próximo año. Aun así, pensamos que sería precioso si se efectuara de igual modo el traslado hubiese o no Hermano Mayor.

Finalizamos este artículo ofreciéndoles una fotografía del paso del Dulce Nombre de Jesús, nuestro Niño Dios de las Carreritas y este año del Corpus, pues la Hermandad de la Soledad también se sumó a la iniciativa en el año de la Fe de incorporar un paso al cortejo y tal como vemos en la imagen, así estaba preparado el paso con la preciosa imagen del Niño, algo de lo que hablaremos en las próximas galerías que dedicaremos a la procesión.


Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes. 
Fotografías. Joaquín y Víctor M. Mudarra Fuentes. 

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade