domingo, 14 de abril de 2013

Reportaje. ESPECIAL SEMANA SANTA 2013: Jueves Santo (III).


Un pequeño susto se llevaron los cofrades beleneros cuando una leve llovizna, materializada en unas gotas, cayó sobre Pilas cuando la Virgen apenas acabó de abandonar las inmediaciones de su Ermita. Todo quedó en un susto, se trataron de leves nubes que pasaron provenientes de Huelva y que también descargaron sobre nuestra capital, sembrando la incertidumbre en las Hermandades que aún se encontraban en la calle, aunque no ocasionaron contratiempos. 



Pilas vibró con el paso de la Cofradía de la Vera Cruz , popularmente conocida como la Hermandad de Belén, a su paso por el recorrido o carrera oficial de las Cofradías en nuestra localidad. Los pileños se echaron a la calle para disfrutar de esta jornada después de dos años quedándose huérfana de esta corporación debido al mal tiempo, algo tal vez histórico sin antecedentes. 







En las imágenes que les ofrecemos en esta galería, pueden contemplar el paso de la Cofradía por delante de la Iglesia Parroquial Santa María la Mayor, donde fue recibida por las Hermandades allí residentes como es el caso de la Hermandad de la Soledad, de la Agrupación Parroquial del Cautivo y de la Hermandad del Rocío, que muy acertadamente bajo nuestro criterio, sacó su estandarte y varas para recibir a la Hermandad de Belén, algo que no solía ser habitual salvo en contadas ocasiones.

Fue novedad este año la nueva ubicación del Monumento al Santísimo. El Monumento no se instaló en la Capilla Sacramental de nuestra Parroquia como viene siendo habitual en los últimos años, sino que fue instalado en el salón de actos de los salones parroquiales, algo que ha llamado la atención de muchos y que ha sido considerado un acierto para aquellos que van a orar y necesitaban de un lugar que se envolviese en un ambiente adecuado, silente y donde prime el recogimiento. Suponemos que el comportamiento inadecuado e ignorante que se percibía en ciertos visitantes que suelen frecuentar estos días la Parroquia para visitar los pasos en la noche del Jueves Santo y la mañana del Viernes Santo, habrá pesado para tomar esta decisión.


La Banda de Cornetas y Tambores "Santísimo Cristo de la Sangre" de la Hermandad de San Benito de Sevilla, acompañó magistralmente al Santísimo Cristo de la Vera Cruz, algo que vienen realizando desde 2009, siendo bastante cordiales las relaciones entre  Hermandad y Banda. 



Llamó sin duda la atención el monte tupido de lirios morados con los que la priostía de la Hermandad había sorprendido este año a los cofrades; hacemos hincapié en ello puesto que no recordamos la última vez donde dicha flor fue la auténtica y exclusiva protagonista en este paso, pues solo en determinadas ocasiones ha acompañado al clavel. 

Por su parte, la Virgen de Belén lució radiante como de costumbre gracias a la labor de su vestidor Pedro Luis Bazán Gallego, que este año optó por un tocado compuesto por la tradicional mantilla y no a base de tablas como los dos años anteriores y que no pudiese lucir la Virgen por las calles de Pilas. 





La Sociedad Filarmónica de Pilas, fiel a su cita, acompañó un año más a la Santísima Virgen de Belén en su procesión del Jueves Santo,  banda a la que tenemos que felicitar por el trabajo que viene realizando y por la recuperación de la calidad que nunca debió perder, algo que las Hermandades empiezan a tener en cuenta lo cual nos supone una alegría y motivo de satisfacción por nuestros músicos pileños. 



A la una menos cuarto de la madrugada hacía su entrada la Cruz de Guía de la Hermandad, siendo a la una y media cuando el Santísimo Cristo de la Vera Cruz entró en la Ermita de Belén. El paso de palio aminoró su andar por la última calle del recorrido, así como por la Plaza de Belén, debido también a la gran multitud de fieles que acompañaron en todo momento a la Santísima Virgen de Belén. 



No sería hasta las dos y media de la madrugada del Viernes Santo cuando Madre de Dios de Belén se despedía de sus hijos de Pilas a las puertas de su Ermita, una hora y media después de la entrada de la Cruz de Guía. 

En esos momentos de caras radiantes, a la vez que cansadas y satisfechas tras una magnífica estación de penitencia, ninguno de los allí presentes podría imaginar que habría que esperar hasta 2014 para poder ver a  la Virgen por las calles de Pilas, pues el Domingo de Resurrección deparaba algo inusual que contaremos en próximo reportaje. 




Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes.
Fotografías. Rosario Moreno, Juan Valladares y Juan Jesús Mudarra.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     

0 comentarios :







 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade