viernes, 3 de marzo de 2017

Reportaje. Madre de Dios de Belén de hebrea.

Tras sus cultos anuales, la imagen de la Santísima Virgen de Belén Coronada ha abandonado sus galas de gloria para convertirse en dolorosa durante la Cuaresma y la Semana Santa, particularidad en esta talla.

La imagen de nuestra Patrona luce para la ocasión el tradicional atuendo de hebrea compuesto por saya lisa en terciopelo burdeos, manto azul, en este caso confeccionado con damasco y vistas blancas, fajín hebreo de principios del siglo XX y aro de estrellas realizado en plata. 

Completa el atuendo de la Santísima Virgen, ataviada una vez más por Pedro Luiz Bazán, el pañuelo en su mano derecha, el rosario y la corona de espinas en la mano izquierda, puñal de plata de ley con la estrella de Belén, broche que reproduce su nombre y cruz pectoral. 

En las siguientes fotografías podrán contemplar con detalle cada uno de los elementos que componen el atavío de Nuestra Señora de Belén según la podemos contemplar durante estos días de Cuaresma en su Ermita. 

    

 

   

Texto y Fotografías. Víctor M. Mudarra Fuentes.

0 comentarios :







 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade