lunes, 8 de febrero de 2016

Reportaje. Madre de Dios de Belén Coronada durante su Novena.

Del 29 de enero hasta el pasado domingo 7 de febrero, la Hermandad de Belén celebró la tradicional y solemne Novena Gloriosa a la Patrona de Pilas, la Santísima Virgen de Belén Coronada, así como la Función Principal de la corporación. 

Con motivo de la celebración de sus cultos, la imagen de la Señora ha presidido un maravilloso altar de cultos que ha sorprendido gratamente. Cada año hacemos mención de la admirable labor que viene desarrollando la priostía de esta Hermandad en los últimos años y claro ejemplo lo volvemos a tener en el altar efímero que aún podemos ver instalado ante el altar mayor de la Ermita de Belén. 

La imagen de la Santísima Virgen de Belén, que aparecía genialmente ataviada por Pedro Luis Bazán sobre la peana de Carreritas, ha estrenado durante la celebración de su Novena el manto de tisú dorado bordado en oro y sedas de colores que ejecutó el taller de Bordados Rodríguez el pasado año, gracias a la donación de la familia Anguas Rodríguez. Ha lucido también la majestuosa saya de tisú de plata bordado en oro a principios de siglo XX confeccionada por Concepción Manzano y la llamada toca de Carreritas, bordada en oro sobre tul y tisú, recientemente restaurada por Antonio Rodríguez gracias a la donación de José López. 


En esta ocasión la Virgen fue tocada por la corona realizada por el orfebre Jesús Domínguez en 1954 en plata de ley y costeada por suscripción popular de sus hijos de Pilas. También la ráfaga de rayos de plata donada en 1946, así como su cetro, media luna, el fajín de capitán general y un sin fin de joyas y condecoraciones. 

La imagen del Divino Infante lucía traje a juego con el de su Madre, realizado sobre tisú de plata y bordado en oro por la mencionada bordadora sevillana, siendo la corona de Jesús Domínguez a juego también con la de la Santísima Virgen de Belén.   

En cuanto al altar, éste fue instalado ante un cortinaje realizado en terciopelo azul y rematado a modo de dosel por las bambalinas del palio de plata de la Señora, ejecutado por el orfebre Jesús Domínguez en 1969, así como por los respiraderos laterales del paso de palio flanqueando a la imagen de la Virgen y que hicieron las veces de gradas donde se colocaron los distintos cuerpos de este altar. 

Un nutrido grupo de candeleros pusieron luz al conjunto mientras que cuatro jarras compuestas de claveles blancos, así como varios centros de la misma flor sirvieron de exorno floral. 

Destacamos también la presencia del sagrario, de dos de las cuatro imágenes de los ángeles que escoltan a la Virgen y de los candelabros de cola del paso de palio cuyos brazos fueron rematados tanto por cirios como por flores. 

Nuestras felicitaciones nuevamente a la priostía de la Hermandad de Belén por este altar instalado con mucho amor en honor a la Patrona de Pilas, la Madre de Dios de Belén Coronada. 




























Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes.
Fotografías. Juan Valladares y Cristóbal Morales.


0 comentarios :







Buscar este blog

Cargando...
 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade