miércoles, 29 de abril de 2015

Reportaje. ESPECIAL SEMANA SANTA 2015: Jueves Santo (II).

Continuamos con el segundo reportaje dedicado al Jueves Santo donde repasaremos lo que fue la procesión de la Venerable y Real Hermandad y Cofradía de la Santa Vera Cruz, Madre de Dios de Belén Coronada y Santiago Apóstol por Pilas durante la tarde-noche del Jueves Santo: 

* La procesión *


Minutos antes de las 20 h. se abrieron las puertas de la Ermita de Nuestra Señora de Belén, algo inusual pero que se debió al intenso calor que padecieron todas las personas que se encontraban en su interior. No obstante, la Cruz de Guía permaneció en el dintel de la puerta hasta que el reloj marcó las ocho en punto de la tarde. 

Mientras los últimos rayos del sol de la tarde bañaban la airosa espadaña de la Ermita de Belén, en los aledaños se iba congregando un numeroso público que, año tras año, acude fiel a su cita con esta Cofradía. Por segundo año volvimos a echar en falta la figura del Muñidor que abre paso a la Cruz de Guía anunciando la presencia del cortejo, el cuál alcanzó la gratificante cifra de 493 papeletas de sitio. Esta elevada cifra con respecto a la que se barajaba hace diez o veinte años no es más que el resultado de la vida que posee esta Hermandad  y el respaldo de sus hermanos, posibilitando una madurez y una prestancia palpables en su discurrir por las calles de Pilas.  

A las 20:18 h. y tras una dificultosa salida, la imagen del Santísimo Cristo de la Vera Cruz salió a los sones de la marcha real interpretada por la Agrupación Musical "Nuestro Padre Jesús de la Redención" de Córdoba, que por segundo año estuvo presente en el Jueves Santo pileño para acompañar al crucificado que tallase Buiza en 1972. 




Se sucedieron las marchas y las saetas mientras que los treinta y cuatro costaleros del paso, cuyo conjunto está quedando fantástico, portaron al Señor de una manera elegante hasta enfilar la calle Pineda donde lo perderíamos de vista. 






Los minutos iban avanzando y el celeste del cielo se iba tornando violeta, color que suele cubrir la salida de Nuestra Señora de Belén desde su Ermita cuando la Semana Santa tiene lugar en el mes de abril y las tardes alargan sus minutos de luz. 
Eran las 21:08 h. de la casi noche del Jueves Santo cuando la Virgen salió de su Ermita. Trabajo dificultoso el de la cuadrilla de los treinta y cinco costaleros comandada por Gil y Herrera que obtuvo su recompensa con el aplauso del público presente y que emocionado, recibía también así a su Patrona dolorosa bajo palio. 



La Filarmónica de Pilas interpretó la marcha real y a continuación, se escuchó como es tradicional "Nuestra Señora de Belén", compuesta por D. José Vicente Micó en 1991. El próximo año se cumple el XXV aniversario de esta primera marcha dedicada a la Santísima Virgen. Le siguió la clásica "Rocío", cuyo sólo de flauta fue acompañado de un respetuoso silencio del numeroso público que abarrotaba la plaza para finalizar con el merecido reconocimiento tanto a la banda, orgullo de todo el pueblo como así lo es nuestra Patrona, guapa siempre de dolor o gloria. 
Como ya les contamos en Pilas Cofrade, el sábado anterior al Domingo de Pasión, miembros de ALUSVI (Asociación Lucha y Sonríe por la Vida), fundieron dos velas en el paso de palio precisamente con la leyenda que da nombre a su Asociación. Estos cirios fueron colocados cercanos a la imagen de la Virgen, que lució un broche donado por este colectivo pileño. 

Otros detalles de este paso, cuyo nuevo palio lo está realizando poco a poco el taller Bordados Rodríguez de Pilas, es el relicario de Santa Ángela de la Cruz que figura desde 2002 en la entrecalle de la candelería. Anteriormente recordemos que se situaba en dicho lugar la imagen de Nuestra Señora del Pilar. 
Numerosos fueron los devotos que acompañaron a la Virgen tras su paso durante todo el recorrido, así como por las calles de Pilas pues, la jornada del Jueves Santo junto a la del Viernes Santo y Domingo de Resurrección congregan a un mayor número de pileños y visitantes que pueblan nuestras calles para presenciar los desfiles procesionales. 



Destacamos como esta Cofradía va consolidando año tras año su cuerpo de acólitos, así como el de monaguillos, dos de las grandes canteras de la juventud de esta Hermandad. Sin embargo, el cuerpo de mantillas disminuyó el pasado año y se ha quedado estancado en el presente. 

La tradición de vestir la mantilla la tarde-noche del Jueves Santo en el cortejo de esta Hermandad es relativamente reciente, concretamente fue implantada a inicios de la década de los ochenta del pasado siglo. Es algo que queda relegado únicamente a las mujeres que acompañan a Nuestra Señora de Belén y que se sitúan al final del último tramo de nazarenos que preceden al paso de palio. Se trata de una prenda que siempre fue usada en Sevilla durante esta jornada para visitar los sagrarios, algo que se sigue haciendo hoy en día pero no en todos los casos. No estaría demás que, desde la Hermandad la fomentaran y al igual que se forman a nazarenos, acólitos o costaleros, se pudiese formar también a las mujeres que visten esta prenda e incentivar de alguna manera su uso para esta jornada del Jueves Santo y por qué no, para la del Viernes, día propicio también para vestir esta prenda en señal de luto como podemos ver en Sevilla.  



A las 22:40 h. hacía estación ante la Parroquia de Pilas la imagen del Cristo de la Vera Cruz. Allí esperaba a la Cofradía representaciones de las Juntas de Gobierno de las Hermandades de la Soledad, del Rocío y de la Agrupación Parroquial de Jesús Cautivo. Como viene siendo costumbre en los últimos años, los nazarenos de la presidencia del paso de Cristo accedieron a la Parroquia para rezar ante el Monumento levantado en honor al Santísimo Sacramento. 


Posteriormente lo harían los nazarenos de la presidencia del paso de palio de Madre de Dios de Belén, que llegó a la Parroquia de Pilas a las once y veinticinco minutos de la noche. En este momento, conocido también como la "presentación" ante la Parroquia y las Hermandades allí residentes, la Filarmónica de Pilas interpretó marchas más actuales y populares como "Y en Triana la O", "Amanecer en Triana" y "Reina de Triana", mientras la cuadrilla se lucía haciendo las delicias de los allí presentes. 

 




















Sobre el resto de la procesión afortunadamente no hay que lamentar ningún incidente, como único dato aportamos que fue retirado del paso de la Santísima Virgen de Belén una vela rizada de las pequeñas que se sitúan en la delantera del mismo, algo que ocurrió a la altura de la calle Del Pilar. 
Con treinta y siete minutos de retraso hacía su entrada la Cruz de Guía de la Hermandad, prevista para la una de la madrugada. Se notó la disminución de público en la plaza con respecto a la salida pero, aún así, fueron muchos los pileños que no se perdieron los últimos momentos del discurrir de la Cofradía en la ya madrugada del Viernes Santo. 

A las 2:23 h. hizo su entrada el paso del Cristo de la Vera Cruz en la Ermita de Belén tras la maniobra de la subida de la rampa y el giro de 360 º por parte de la cuadrilla de costaleros para poner a la imagen de cara al pueblo. A golpe de palillera, la Agrupación Musical de la Redención de Córdoba ponía fin también a su actuación en Pilas, no sólo en este 2015 sino que al parecer, como algo definitivo. 

Muy emotivos fueron los últimos minutos de la estación de penitencia de esta Hermandad. Con sones trianeros y macarenos, guiño que se viene haciendo en los últimos años a las dos Esperanzas de Sevilla que reinan durante la Madrugá, la Virgen de Belén se paseó por su plaza rodeada de los suyos. Una vez ya en el porche de la Ermita y tras la interpretación de la marcha que le compusiera D. Camilo Jesús Irizo con motivo de la Coronación Canónica, "Madre de Dios de Belén Coronada" cuyo himno-oración es interpretado por muchos devotos , se sucedieron dos escalofriantes saetas cerca del paso que despertaron los sentimientos de los muchos pileños que no quisieron perderse este momento. 

El retraso acumulado alcanzó los cuarenta y cinco minutos, siendo la corporación de nuestra Semana Santa que más tarde entró con respecto al horario oficial establecido por la propia Cofradía. Se estipulaba que la entrada del paso de palio tuviese lugar a las 2:20 h., algo que ocurrió finalmente a las 3:05 minutos de la madrugada. 

Tras la marcha real a la entrada de la Santísima Virgen de Belén en su Ermita, gracias al trabajo de su genial cuadrilla de costaleros y el enfervorizado aplauso de cuantos presenciaron este momento, se puso el punto final a un magnífico Jueves Santo con tintes beleneros vivido con intensidad en el pueblo de Pilas.

Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes.
Fotografías. Juan Valladares, Javier García, Víctor Mudarra, José Daniel Cuaresma, Verania Rodríguez y Eustaquio Cruz.

0 comentarios :







 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade