viernes, 17 de abril de 2015

Reportaje. ESPECIAL SEMANA SANTA 2015: Martes Santo (II).

Continuamos con el segundo reportaje dedicado al Martes Santo donde repasaremos lo que fue la procesión de la Agrupación Parroquial de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Nuestra Señora de los Dolores por Pilas durante la tarde-noche del Martes Santo: 

* La procesión *


Pasados dos minutos de las ocho de la tarde, hora prevista para la salida de esta corporación, se abrían las puertas de la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor para dar paso a la procesión de la Agrupación Parroquial  de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Nuestra Señora de los Dolores.  




A pesar de la caída de la tarde, el calor hizo estragos durante toda la procesión. El ambiente veraniego no sólo se notó en la vestimenta del público que contemplaba el paso de la procesión, también en los costaleros, quizás el colectivo que más sufrió las altas temperaturas bajo las trabajaderas.
 


















A las ocho y cuarto de la tarde, la imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo salía a las calles de Pilas a los sones de la Marcha Real interpretada por la Agrupación Musical "Dulce Nombre de Jesús" de la localidad sevillana de Marchena. Previamente en el interior, el paso había quedado"arriao" ante el palio de Nuestra Señora de los Dolores en una especie de "saludo" respetuoso que se viene realizando desde el año 2010 mientras la Banda Municipal de Coria del Río acompañó al Señor en su recorrido por las naves del templo a los sones de la marcha "Madre Hiniesta" de Manuel Marvizón.












Tras el paso del Señor, donde este año no se colocaron las cuatro imágenes de angelitos turiferarios de escaso valor artístico y cuyos guardabrisas fueron iluminados por cera de color blanco y no morado como en años anteriores, pudimos observar a un nutrido grupo de devotos de Jesús Cautivo en contraposición con el número de penitentes que disminuyó considerablemente con respecto al pasado año.

Desgraciadamente, el cuerpo de nazarenos de esta Agrupación va menguando año tras año. Si bien, en 2009 casi se alcanzaron los 130 nazarenos, desde entonces esa cifra ha ido disminuyendo hasta llegar a los casi 60 nazarenos que hemos podido contabilizar el pasado Martes Santo, algo que nos llama la atención y nos preocupa. La prestancia que un cuerpo nutrido de nazarenos aporta a una Cofradía en la calle es esencial y de alguna manera, llama al respeto de la gente que contempla el paso de la procesión al no existir separaciones obligadas entre nazarenos y entre los pasos, evitando en mayor medida el deambular por medio de la Cofradía de ciertos grupos de personas, cuyo saber estar y respeto brilla  por su ausencia, una pena...




A pesar de ser el público prácticamente el mismo en todas las Cofradías, notamos como a las del Domingo de Ramos y Martes Santo no se les mira bajo el mismo prisma, desconocemos el por qué a veces no se tratan de la misma forma que a las corporaciones señeras del Jueves y Viernes Santo. Eso es palpable en el comportamiento de cierto sector del público en la calle o incluso en detalles como el adorno de fachadas con colgaduras donde, en muchos domicilios, quedan guardadas hasta el Jueves Santo para ser lucidas  ya en la segunda mitad de la semana, mientras que para las Cofradías del Domingo de Ramos y Martes Santo no.




Volviendo a lo que fue la procesión; a las nueve menos veinte y ya con la noche cayendo sobre el cielo, la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, la Señorita de Pilas como muchos la llaman, salió a las calles de su pueblo a los sones de la Marcha Real seguida de la clásica marcha "Nuestro Padre Jesús", compuesta por D. Emilio Cebrián para el popular Nazareno de Jaén, apodado como El Abuelo y que interpretase la Banda Municipal de Coria del Río que dirige nuestro paisano D. Camilo Irizo.




Volvemos a resaltar el buen hacer de las cuadrillas de costaleros, así como la calidad de las bandas que acompañaron a las imágenes y el clasicismo de las marchas. Destacamos también momentos como el paso de la Cofradía por las "Cuatro Esquinas" o la estación realizada ante la Ermita de Belén donde se realiza un saludo fraterno a la Hermandad de nuestra Patrona. Por cierto, nos llamó la atención los "vivas" que la cuadrilla de costaleros del paso de palio lanzaban sucesivamente bajo las trabajaderas en honor a Nuestra Señora de los Dolores, algo inusual hasta el momento.


































Con quince minutos de retraso llegaba la Cruz de Guía a la Parroquia de Santa María la Mayor, era la una menos cuarto de la madrugada del Miércoles Santo y muchos pileños, principalmente jóvenes, se dieron cita en las inmediaciones de la Parroquia para contemplar la entrada de ambas imágenes tras haber recorrido las calles de Pilas.







Impresionante fue la chicotá que la cuadrilla de costaleros del paso de Cristo dio en los últimos metros, extendiéndose durante varios minutos hasta situar al Señor de cara a su pueblo antes de realizar su entrada a la una y seis minutos de la madrugada.



Por otro lado, la Virgen llegó con sones trianeros al porche de la Iglesia, tal vez no muy acertados teniendo en cuenta las marchas clásicas interpretadas a lo largo de todo el recorrido, más acordes bajo nuestro punto de vista con respecto a esta imagen. Cuando el reloj marcaba la una y cuarenta de la madrugada, siendo éstos los minutos acumulados en el retraso de la jornada, a los sones de la marcha "Danos la  paz" de D. José Joaquín Espinosa, la imagen de Nuestra Señora de los Dolores hacía su entrada en la Parroquia de Santa María la Mayor dando por concluido un año más un Martes Santo que puso el punto de inflexión en muchos aspectos que ya hemos mencionado y que esperemos sean tenidos en cuenta para los próximos años.











Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes. 
Fotografías. Javier García, Juan Valladares, Eustaquio Cruz y Miguel Montero.

0 comentarios :







 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade