martes, 18 de febrero de 2014

Reportaje. Novena a Madre de Dios de Belén Coronada.

Desde el viernes 31 de enero al sábado 8 de febrero, la Hermandad de Belén celebró en su Ermita la tradicional Novena a la Patrona de Pilas, Madre de Dios de Belén Coronada. 

Aunque en noticia de última hora aludimos a ello,  hemos de incidir en la forma con la que este año nos han presentado a Nuestra Señora para sus cultos, no ya sólo por el espléndido y novedoso altar, también por la hermosura radiante de la Santísima Virgen. 

A pesar de los días tan desapacibles con los que se ha presentado este mes de febrero, no hicieron estragos y numerosos pileños acudieron fieles cada día a la Ermita para participar de la Novena, presidida en esta ocasión por el Rvd. P. D. Gregorio Sillero, Cura Párroco de Nuestra Señora de la Oliva de Dos Hermanas (Sevilla). El domingo 9 de febrero tuvo lugar la celebración de la Función Principal de la Hermandad, presidida en este caso por nuestro Cura Párroco, D. Manuel Ávalos.

Con gran gusto y esmero, el equipo de priostía de la Hermandad levantó un precioso plan de altar a la Santísima Virgen de Belén que no presidió su camarín como ha sido costumbre en los últimos años, sino que lo hizo en uno efímero en el que pudimos observar diversos elementos como uno de los respiraderos laterales del palio, así como dos de los nuevos varales que sostenían la bambalina frontal del palio de Jueves Santo bordado por el pileño Antonio Rodríguez para cobijar a Nuestra Señora. 

Un total de cincuenta candeleros dispuestos en dos grupos de veinticinco pusieron la acertada iluminación al conjunto, que se completaba con las imágenes de los arcángeles y el sagrario situado ante la Santísima Virgen de Belén. Centros de claveles blancos sirvieron de exorno floral. 

Volviendo a la imagen de Madre de Dios de Belén, hemos de felicitar públicamente a su vestidor, D. Pedro Luis Bazán, pues observamos un progreso notable sobre la preciosa labor que realiza sobre nuestra Patrona, que ha lucido este año sus prendas de Resurrección, como son la saya de tisú de plata y el manto de terciopelo granate, ambos bordados por Concepción Manzano en 1900, así como el traje del Divino Infante. 

No lucía en esta ocasión toca de sobremanto y sí fajín militar y la ráfaga de plata de puntas, donada en 1946 y realizada por el taller de Seco Velasco, así como la corona de plata sobredorada de Jesús Domínguez que fue costeada junto a la del Niño por suscripción popular en 1956. De dicho orfebre es la peana sobre la que aparecía Nuestra Señora de Belén, en esta ocasión la que luce en su palio de Jueves Santo. 

Atributos como  la media luna, y el cetro, así como sus tradicionales pendientes o las diversas joyas donadas y regaladas por condecoraciones o por la devoción de su pueblo, exaltaban aún más la belleza y la luz que durante estos días desprendía la que es Patrona de todos los pileños.

La Ermita también fue engalanada para la ocasión, no sólo en su exterior con las tradicionales banderas con el color de la Hermandad. En su interior pudimos ver el avance de las nuevas colgaduras pintadas sobre damasco azul que está realizando el pileño Antonio Manuel Anguas, hermano y devoto de la Santísima Virgen de Belén. Se estrenaron el pasado mes de octubre con motivo de la celebración del XVII Encuentro Nacional de Jóvenes Cruceros en Pilas. 

Dedicamos la presente galería a nuestro amigo José Mari, belenero de pro. La Virgen de Belén lo supo socorrer la noche del 31 y felizmente ha seguido disfrutando junto a su Patrona de los días grandes que hemos vivido. 





















Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes.
Fotografía. Juan Valladares y Francisco Javier Mateos. 

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade