viernes, 18 de octubre de 2013

Reportaje. Madre de Dios de Belén durante el Triduo y Función de aniversario de su Coronación Canónica.

Durante los días 9, 10 y 11 de octubre, la Hermandad de Belén celebró Solemne Triduo a nuestra Patrona. Estos cultos culminaron el día 12 con Función Solemne por el XVII aniversario de la Coronación Canónica de la Santísima Virgen de Belén. 

La Señora lució para estos cultos manto en terciopelo azul liso y saya burdeos bordada en oro en 1903, vistiendo el  Divino Infante traje a juego con el de la Madre. Resaltar el estreno de la antigua toca de sobremanto de tul tras la restauración a la que ha sido sometida y la recuperación de un tocado compuesto por encajes dorados y que desde la década de los noventa no veíamos en la imagen. 

Llevaba la Virgen el fajín de capitán general donado en 1991, así como distintas joyas características,  las medallas de oro de la Villa de Pilas, las de las Hermandades de la Soledad y del Rocío o las del Ateneo Cultural Pileño y Orden del Espíritu Santo, cuyas monjas fueron madrinas de la Coronación; todas estas concedidas a la imagen en 1996 con motivo de su Coronación Canónica y proclamación del Patronato Litúrgico. 


Sobres sus sienes, las imágenes del Niño y la Virgen lucieron las coronas de oro con las que fueron coronadas y que realizase en 1996 el taller de orfebrería de D. Antonio Santos. A sus pies, la media luna a juego con su peculiar ráfaga de platos o de los ángeles y su cetro de reina, así como el bastón de Alcaldesa Perpetua de Pilas portado por un ángel. 

La Virgen aparecía en su camarín y ante el altar mayor, se instaló un sencillo montaje a base de candeleros y centros de margaritas blancas, con la utilización de los respiraderos del paso de palio a modo de gradas y completando el conjunto el sagrario y los ángeles custodios que suelen acompañar durante todo el año a la Santísima Virgen de Belén en su altar. 

D. Pedro Luis Bazán ha sido el encargado una vez más de ataviar con mucho gusto a nuestra querida Patrona, cuya Coronación vuelve a ser un recuerdo bastante especial y emotivo para todos aquellos que tuvimos la oportunidad de vivir y celebrar debido a la gran importancia que tuvo, tiene y tendrá para los pileños y que así debemos de transmitir a las nuevas generaciones.











Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes. 
Fotografías. Juan Valladares Bernal. 

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade