miércoles, 20 de febrero de 2013

Reportaje. Besamano a Madre de Dios de Belén Coronada.


El pasado sábado 9 de febrero, la Santísima Virgen de Belén descendió de su camarín hasta el presbiterio para su anual besamano y que se prolongó hasta el día 16, por lo que durante toda una semana, los pileños pudimos disfrutar de la cercanía de nuestra Patrona.






La Virgen lució por vez primera en este acto el manto azul de su procesión del Jueves Santo, bordada en oro su delantera y estrenado en 2005, la saya de tisú bordada en oro de finales del siglo XIX por Concepción Manzano y toca de sobremanto bordada sobre malla en oro de la década de los ochenta por las camareras de la Hermandad.







Entre su ajuar tradicional, lucía la ráfaga de platos, el fajín de capitán general, el cetro y la corona de oro de su Coronación Canónica que alternó con la corona que luce cada Domingo de Resurrección, puesto que durante la semana, la Virgen es desprovista de sus joyas y alhajas por motivos de seguridad.






Un precioso montaje para este besamano, compuesto por tandas de candeleros, jarras del paso de palio con margaritas blancas, los respiraderos del paso de palio y los arcángeles de la Virgen portando faroles, concretamente dos pertenecientes a la propia Hermandad y otros dos pertenecientes a la Adoración Nocturna de Pilas.






En el altar pudimos contemplar el techo del palio de plata de la Virgen, así como la bambalina frontal del nuevo paso de palio a modo de dosel y que fue bordada el pasado año por nuestro artista local D. Antonio Quintero. En su taller se están ultimando los trabajos de bordado del interior de las bambalinas, una de las cuales pudimos ver expuesta en la propia Ermita durante estos días.








Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes. 
Fotografías: Juan Valladares y Rafa Romero. 

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade