viernes, 13 de junio de 2014

Reportaje. ESPECIAL ROCIO 2014: Actos en el Rocío.

El sábado 7 de junio, tuvo lugar la Presentación Oficial de las Hermandades filiales a la Matriz de Almonte y a la Santísima Virgen ante las puertas del Santuario de Nuestra Señora del Rocío. Con unos minutos de retraso conforme al horario oficial y ocasionados por la Hermandad que abre el acto, nuestra Hermandad de Pilas  ocupó el puesto que le asignó en su momento la Matriz de Almonte e hizo su presentación ante la Reina de las Marismas.

La carreta del Simpecado de Pilas, que este año volvió a lucir sus tradicionales velas verdes y las coronillas rematando los guardabrisas de los candelabros, presentó un precioso exorno floral donde predominaba el color blanco y amarillo, gesto con el que la Hermandad quiso conmemorar la elevación a los altares del que fue llamado "Papa rociero", San Juan Pablo II y que en su visita al Santuario del Rocío en junio de 1993 bendijo a nuestro  Simpecado. 



La preciosa Cruz de Guía dieciochesca abre el cortejo de la Hermandad de Pilas, escoltada por las banderas
blanca y verdes y seguida del Gallardete del Grupo Joven, de la representación de la Hermandad de Asturias
y del Gallardete de la propia Hermandad. 
Miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de Pilas en la presiencia
de la carreta del Simpecado con sus respectivas varas camino de la Presentación. 
Un año más, la Hermandad de Pilas destacó por su numeroso cuerpo de caballistas antecediendo
al cortejo en la Presentación Oficial ante la Reina de las Marismas. 
Tal vez con menos efusividad que otros años, los pileños acompañaron a su Simpecado en la Presentación ante la Santísima Virgen del Rocío, siento éste uno de los momentos más emotivos y esperados pues, después de todo un año, Pilas se vuelve a postrar ante las plantas de la que es Patrona de Almonte y Madre de todos los rocieros. Por cierto, los tradicionales gritos de ¡Pilas, Pilas! se han dejado de escuchar este año, echándose en falta tanto al paso de la Hermandad por el Ajolí como en la propia Presentación...



"¡Qué Pilas no es rociera!, éso que ponen en duda la devoción de mi tierra, que vengan los
que critican y vean entrar mi carreta. Caras llenas de cansancio, reflejos de los caminos que vienen atravesando,
sudores del peregrino que viene todos los años.
Si Pilas no es rociera, dime ésto qué es lo que es, mira atrás de la carreta, si eso no se llama fe
que venga Dios y lo vea."


La querida Hermandad del Principado de Asturias acompañó un año más, a su Madrina Pilas durante toda la Romería, siendo ya común ver en el cortejo la tradicional bandera de Asturias, así como el propio gallardete de esta joven corporación rociera que lleva por gala haber conocido la devoción a la Virgen del Rocío a través de los pileños.

Como dice la sevillana..."todo el mundo le lleva velas y flores, pero el pueblo
de Pilas trae corazones, y se oye un ¡viva! llegando a la Ermita se oye un ¡viva! que sólo sé decir  ¡ahí viene Pilas!.
La carreta del Simpecado de Pilas, arropado por una multitud de pileños,
rinde pleitesía a Nuestra Señora del Rocío.

La semilla rociera nunca faltará en el pueblo de Pilas.
Una vez que la carreta del Simpecado llegó a la Casa Hermandad y se rezó la Salve, tuvo lugar la gran jornada de convivencia en el patio central de la Casa Hermandad de Pilas donde, después de tres años, el Presidente comunicó la feliz noticia de la petición por parte de unos hermanos para ostentar el cargo de Hermano Mayor en la próxima Romería. Una gran ovación seguida de lágrimas emotivas y de felicitaciones por doquier, colmaron el ambiente que se sintió más festivo aún si cabe.
Momento en el que el Presidente de la Hermandad de Pilas,
D. Manuel Anguas y la Secretaria,   Doña Isabel Herrera,
 suben al altar durante la Protestación de Fe
en la Misa de Pentecostés.
La jornada del 8 de junio, domingo de Pentecostés, nuestra Hermandad y muchos romeros acudieron con su Simpecado para participar en la celebración de la Santa Misa en el Real del Rocío, ocupando lugar preferente a la derecha de la Sede.

El Simpecado de pilas baja del altar tras la celebración de la Santa Misa. 

Rezo de la Salve ante el Simpecado al mediodía del domingo 8 de junio al llegar a la Casa Hermandad
tras la celebración de la Misa de Pentecostés.

Ya por la noche, a eso de las once y media, el cortejo presidido por el Simpecado de Pilas, partió hacia la Plaza de Doñana para la celebración del Rosario de Hermandades previo a la procesión de la Santísima Virgen del Rocío. 
Momento en el que el cortejo de la Hermandad de Pilas
transita por el lateral de la Ermita minutos antes de que  el
Simpecado de Almonte llegase al presbiterio de la Ermita.


Los rocieros pileños esperan expectantes junto al Simpecado la llegada de la Madre. 
¡Cómo se le ilumina el rostro a la Virgen del Rocío cuando
llega a la Hermandad de Pilas!
Entre el clamor popular, la Virgen del Rocío visita la Hermandad de Pilas.
¡Pilas a la Virgen del Rocío!. Siglos después, el amor por la Reina de las Marismas
en el pueblo de Pilas sigue latente. 

Muy de mañana, la Virgen no puede contar con mejor fondo
cuando se pasea por el Real del Rocío.
Peregrinos se dirigen junto al Simpecado para celebrar la misa
de despedida en la Ermita del Rocío ante la Virgen, la tarde del lunes.
El Simpecado de la Virgen de la Hermandad de Pilas entra triunfante
por la nave central del Santuario dirección al altar mayor.

Tras la celebración de la Santa Misa tuvo lugar, a la llegada del Simpecado a la Casa Hermandad, el nombramiento oficial y entrega simbólica del gallardete de esta antigua corporación rociera a los Hermanos Mayores de la Romería del próximo año, D. José Manuel Medina Herrera y Doña María del Rocío Rodríguez Pino. 

Componentes del Coro de la Hermandad del Rocío de Pilas junto a los nuevos
Hermanos Mayores de la Romería 2015 ante la carreta del Simpecado.
 Los Hermanos Mayores de la Romería 2015 rodeados por algunos familiares
que supieron arroparles desde el primer momento de la feliz noticia. 


0 comentarios :







 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade