martes, 5 de marzo de 2013

Reportaje. Septenario a María Santísima en su Soledad.

Desde el pasado 24 de febrero y hasta el sábado 2 de marzo, la Hermandad de la Soledad celebró Solemne Septenario a su amantísima titular, María Santísima en su Soledad, este año con la peculiaridad de que el Santísimo Cristo del Descendimiento no estuvo presente en los cultos, celebrados también en su honor, por encontrarse en restauración.

El altar ofreció esta Cuaresma una estampa insólita, ya que la imagen de la Virgen fue la auténtica protagonista, haciendo alarde a su nombre apareciendo sola ante la Cruz con sudario y sin la imagen del Señor como es tradicional. 

Espléndido resultó el conjunto del que disfrutamos cada año gracias a las labores de la priostía de esta antigua Cofradía, instalando un altar digno de una reina como lo es la Santísima Virgen de la Soledad. 

Ante un cortinaje rojo situado ante el altar mayor de la Parroquia, se levantaron, tras unos años sin uso, las tradicionales gradas que conforman este efímero altar y sobre la que se sitúa una profusa candelería que da luz al conjunto, a su vez completado por jarras y centros de claveles blancos. La reliquia de la Beata Rafaela Ybarra aparece a los pies de Nuestra Señora, ataviada como siempre por Diego Colchero, luciendo para la ocasión manto en terciopelo negro bordado en aplicación por mujeres pileñas en la Escuela Taller en 1998, saya en terciopelo negro bordada en aplicación en el taller Bordados Salteras en 1995, toca de sobremanto de tul bordada en oro y corona de plata de ley del siglo XIX bañada en oro. 








Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes. 
Fotografías. Cristina Alonso y Joaquín Mudarra. 

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade