lunes, 26 de enero de 2015

Reportaje. Peregrinación Anual Extraordinaria de la Hermandad de Pilas al Rocío.

Durante el pasado fin de semana, los rocieros de Pilas se dieron cita en la aldea de El Rocío con motivo de la Peregrinación Anual Extraordinaria que, desde hace décadas, esta Hermandad celebra en las proximidades de la festividad de la Candelaria. Es por ello por lo que, popularmente, a esta peregrinación se le conoce con el apelativo de "la Candelaria", tratándose pues de un error aceptado de alguna manera, ya que la Fiesta de la Luz o Candelaria tiene lugar el día 2 de febrero y que en Pilas celebramos durante la Novena a nuestra Patrona, coincidiendo también con la festividad de Nuestra Señora de Belén. 

Aclarado este asunto, entramos de lleno en reseñar lo que se vivió en el Rocío, siendo la celebración del Santo Rosario la tarde del sábado el primero de los actos acontecidos. Como bien les informamos, el Simpecado de la Hermandad de Pilas fue acompañado de los de Villanueva, Gibraleón y Triana durante este rezo a la Virgen, culminando en el interior del Santuario como les mostramos en las fotografías. El rezo del Santo Rosario durante la jornada previa a la Misa ante la Virgen, es algo que se viene celebrando desde 2011 gracias a la iniciativa de la actual Junta de Gobierno de la Hermandad Matriz.

Simpecado de plata de la Hermandad de Pilas tras el rezo
del Rosario en el interior de la Ermita.

La Hermandad se prepara para salir hacia la Ermita.
Son muchos los pileños que hacen noche también en el camino y que, durante la mañana del domingo, se congregan en la aldea para acompañar al Simpecado desde la Casa Hermandad hasta la Ermita y participar de la Eucaristía ante la Santísima Virgen del Rocío y la posterior convivencia. 

En torno a las 11.40 de la mañana, la comitiva de la Hermandad de Pilas encabezada por un nutrido grupo de tamborileros y la Cruz de Guía acompañada por guardabrisas de mano, partió desde la Casa Hermandad camino de la Ermita donde, en su interior, los rocieros de Triana terminaban de entonar la Salve rociera a la Señora como fin a la celebración de su Misa. 

Grupo de tamborileros acompaña a la Cruz de Guía
en el interior de la Ermita.
Pasadas las 12.10 del mediodía, la comitiva enfiló el pasillo central de la Ermita hasta las mismas plantas de la Santísima Virgen, donde fue situado el Simpecado de plata de 1944, habitual durante esta celebración, mientras que los allí congregados lo recibían con aplausos a lo largo del trayecto que separa la puerta principal y el altar. 

Grupo de banderas de la Hermandad.
Representación de la Asociación de Marchena.
Las Hermandades del Principado de Asturias y la Asociación de Marchena, ahijadas de la de Pilas, acompañaron a su Madrina junto a representaciones de las Agrupaciones Parroquiales del Cristo del Amor y de Nuestro Padre Jesús Cautivo, así como de las Hermandades de Belén y de la Soledad, contando también con la presencia de la Hermandad de la Amargura de Dos Hermanas. El señor alcalde de Pilas, así como distintos miembros de la corporación municipal también estuvieron presentes en esta mañana junto a otros representantes de la política pileña. 


Representación de la Hermandad de Asturias.
Representación de Agrupaciones y Hermandades
de Pilas invitadas al acto.
Gallardete del Grupo Joven de la Hermandad.
Gallardete de la Hermandad de Pilas acompañado de los
Hermanos Mayores de la Romería 2015.
Simpecado de plata de la Hermandad de Pilas ya en el
interior de la Ermita.


D. Adolfo Pacheco, párroco de Pilas, presidiendo la
Santa Misa.
La Misa fue presidida por D. Adolfo Pacheco, párroco de Pilas y capellán de la Hermandad del Rocío de nuestra localidad. El coro de la Hermandad del Rocío de Pilas acompañó magistralmente con sus sones esta celebración, contando también con la presencia de su joven cantera que intervino durante la comunión. 

El rector del Santuario, D. Antonio Cepeda, dirigió unas palabras a los allí presentes antes de finalizar la Misa para dar la bienvenida a los rocieros de Pilas y a su Hermandad, destacando la importancia de la misma en la vida cristiana y en el seno de la Parroquia pileña y el propósito en la espera de que siempre vaya haciendo hermandad entre sus componentes. El canto de la Salve rociera de Pilas a la Virgen y los vivas a la Señora, a las Hermandades presentes y al Divino Pastorcito pusieron punto y final a esta celebración. 


La comitiva retorna hacia la Casa Hermandad de Pilas.
Tras la Misa, la comitiva partió nuevamente desde la Ermita hasta la Casa Hermandad, siendo el Simpecado acompañado en todo momento por una gran multitud de rocieros que lo esperaron también a su llegada a la Casa Hermandad, donde, los jóvenes del coro, le dedicaron una plegaria que levantó la expectación y el aplauso de los allí presentes. 


El Simpecado se pone mirando al pueblo tras su despedida
de la Blanca Paloma. 











Jóvenes pileños cantando al Simpecado a su
llegada a la Casa Hermandad. 




Una vez entronizado el Simpecado en la Capilla para recibir las oraciones de las personas presentes en la aldea, tuvo lugar en el interior de la Casa Hermandad la tradicional convivencia de hermanos y pileños que se vio acrecentada gracias a las buenas temperaturas que acompañó durante toda la jornada. 




Texto y Fotografías. Víctor M. Mudarra Fuentes.

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade