lunes, 5 de enero de 2015

Reportaje. Nacimiento de la Ermita de Belén.

Como es tradicional, uno de los primeros reportajes que compartimos a comienzos de cada año es el del Nacimiento o Portal que se instala en la Ermita de Nuestra Señora de Belén, Patrona de Pilas. El cambio de Junta ha supuesto nuevos aires en la renovada priostía de la Hermandad, cuyas ideas empiezan a ser plasmadas poco a poco como ha sido el caso del precioso montaje del Nacimiento que nos ocupa.


La principal novedad radica en la situación del mismo, es decir, el conjunto formado por la Santísima Virgen, San José y el Niño ha sido trasladado desde el interior del camarín al presbiterio, lo que ha proporcionado una mejor visión del mismo al espectador, gracias a la amplitud ganada para escenificar mejor el misterio, algo que no ocurría desde la década de los noventa.

Nuestra Señora de Belén se nos presenta este año sentada en su jamuga luciendo manto de raso azul y saya blanca pintada por el artista pileño Antonio Manuel Anguas, a su vez, actual Diputado de Cultos y que donase a la Señora en octubre de 2011 con motivo del XV aniversario de su Coronación Canónica. Una blanca mantilla cubre su cabeza, dejando entrever parte de sus cabellos así como sus pendientes y como no, su hermoso rostro.

Llevaba la Virgen aro o nimbo de estrellas para acentuar su divinidad, fajín azul bordado y lució este año en su pecho el escudo de oro del Ateneo Cultural Pileño y que le fuese impuesto un 5 de enero de 1991. Con este hermoso gesto, la Hermandad ha querido tener una muestra de cariño y fraternidad con esta otra institución pileña, debido al 60 aniversario de la Cabalgata de Reyes en Pilas.

Y es que la Virgen de Belén nos gusta de todas las maneras, en Resurrección, en el Jueves Santo, de hebrea, en el Belén, con prendas más sencillas que la humanizan, con prendas bordadas que la hacen Reina, con ráfaga, sin ráfaga,.... en definitiva, el amor que siente el pileño por su Patrona es lo que hace comprender que Ella esté presente en cada festividad y se nos presente acorde a cada momento.

En cuna cubierta por mantilla, se nos presenta la imagen del Divino Infante, este año desnudito sin lucir su tradicional bata de cristianar con tul e hilos de oro. A su derecha, la imagen de San José con túnica marrón, mantolín de brocado dorado y fajín hebreo a la cintura.

Las imágenes fueron dispuestas bajo una especie de tenderete que se completaba con tinajas exquisitamente exornadas por flores y frutas, así como cestas con frutas y centros de flores de pascua o de Navidad.

Muchísimos detalles de este precioso Nacimiento se nos escapan en este relato pero que, gracias a las fotografías, quedan recogidos para la historia un año más en Pilas Cofrade y que compartimos con ustedes. Por cierto, valga nuestro particular guiño a uno de los priostes de la Hermandad, José Hernández "Mosco", la Virgen sin duda intercedió....






















































Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes.
Fotografías. Juan Valladares Bernal.

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade