sábado, 16 de noviembre de 2013

Reportaje. Nuestra Señora del Carmen tras su restauración.

Nos llena de satisfacción poder compartir con ustedes, una vez más, otro reportaje que muestra la feliz restauración de otra de las imágenes más entrañables que atesora nuestra Iglesia Parroquial, se trata de la de Nuestra Señora del Carmen. 



Recordarán el mal estado de conservación que padecía la imagen, lo que hizo a nuestro Cura Párrco, alentado por devotas de la imagen, a emprender el proyecto de restauración de la imagen y que comenzó el pasado mes de marzo con la retirada al culto. Fue trasladada al taller de D. José María Calderón, natural de Marchena, en la que ha permanecido durante siete meses. 

El pasado 31 de octubre fue expuesta nuevamente al culto, rezándose ante la imagen la Salve tras finalizar la Santa Misa del citado día 31 y de los posteriores 1 y 2 de noviembre. Para ello, el altar, el cual estrenó para la ocasión el mármol de la superficie de la mesa, apareció exornado con dos jarras y un centro de flores, mientras seis candeleros iluminaron a la Virgen que lució nuevos pendientes donados por un devoto y la limpieza de su corona y la del Niño, así como los escapularios remozados.



Por su parte, el interior del altar presentaba un fondo tapizado en damasco blanco, lo que hace resaltar aún más la imagen, sustituyendo así el color burdeos que destaca en el resto del altar. 




Según el informe que, amablemente nos ha remitido el restaurador D. José María Calderón, estamos ante una imagen fechada en el siglo XVIII, siendo las manos, cabeza y una básica estructura interna realizadas en madera, al igual que la imagen del Niño y de las Ánimas, mientras que las vestiduras y el paño de pureza del Niño están realizados en telas de lino encoladas. 

"Los principales daños que aparecían en las imágenes corresponden a movimientos diferenciales y golpes en maderas y telas encoladas, originando descohesión entre sus partes, grietas, fisuras, uniones poco ortodoxas, así como pérdidas parciales y en otros casos totales de elementos anatómicos y volúmenes decorativos. Aparecían repartidos por toda la talla gran cantidad de clavos y elementos metálicos oxidados.


Las labores de restauración han consistido fundamentalmente en su fortalecimiento y consolidación, del mismo modo que en la reconstrucción de elementos anatómicos perdidos en muchos casos y su ajuste y colocación de otros fracturados, así por ejemplo, la figura del Niño se encontraba seccionada en varias partes. Siguiendo un criterio totalmente diferenciador se sustituye la peana primitiva, pero no original, por otra que proporcione unidad al conjunto, dotando a las imágenes de mayor solidez y armonía. La acumulación de polvo en superficie, el oscurecimiento de policromías por efectos de humos, grasas y la oxidación de barnices generalizados cubrían las imágenes de un velo distorsionador de la imagen real de su policromía.


En todo momento el criterio general de actuación ha ido destinado a devolver la consistencia física y material de todas las partes de la obra, así como a su reconstrucción estética dentro de la perspectiva de máximo respeto a su integridad, restableciendo de este modo una lectura formal acorde con el principio de originalidad."

Hemos de resaltar que los trabajos de restauración han sido sufragados por una parte por la generosidad de una devota, mientras que el resto está siendo gracias a los donativos de los feligreses de la Parroquia.




Felicitamos desde aquí a todos los que han hecho posible esta necesaria restauración, alegrándonos de saber que vivimos en un pueblo donde se es consciente del mantenimiento que requiere nuestro patrimonio, siendo muchas las imágenes que han sido restauradas en los últimos años, como así lo será la del Bendito Patriarca Señor San José y que desde Pilas Cofrade nos hemos implicado directamente en la causa.





Texto. Víctor M. Mudarra Fuentes.  
Fotografías. Víctor M. Mudarra (Virgen en su altar) y José María Calderón (Virgen en el taller).

0 comentarios :

 
© 2008 | Blog creado por Víctor M. Mudarra Fuentes. Pilas Cofrade